El pasodoble más popular en todo tipo de fiestas

691 68 06 80
El pasodoble más popular en todo tipo de fiestas

Desde nuestra experiencia en la programación de música para bodas en Huesca sabemos que la selección de canciones que han de sonar en esas fiestas ha de ser muy variada a fin de satisfacer a un público de edades tan diferentes como el que suele concurrir estos eventos. Como es lógico, la selección principal de los temas les corresponde a los novios, al fin y al cabo son los grandes protagonistas, pero eso no quita para que podamos hacer algunas sugerencias.

A la hora de planificar la música para bodas en Huesca suele ser recomendable que, durante los primeros tramos, se intercalen temas pensando en los mayores, padres, tíos e, incluso, abuelos de los contrayentes, ellos también tienen derecho a tener su momento de diversión en la fiesta, pero a medida que ésta avanza son los jóvenes quienes se adueñan de la pista.

Por otro lado, para el tramo final de la noche, son muchos los novios que quieren que la música sea más alegre, desenfadada e, incluso, algo más alocada, lo que suele incluir las piezas más populares. Una de los temas que llegado a este punto suele llenar la pista de baile es un popular pasodoble.

Un pasodoble que compuso Gustavo Pascual Falcó, un compositor alicantino que le dedico la pieza su gran amigo, y su cuñado, Francisco Pérez Molina. La familia de Francisco se dedicaba a la venta de chocolate, azúcar y especias por lo que eran conocidos popularmente como los Chocolateros. Por lo que bautizar el pasodoble que había compuesto para su gran amigo fue muy sencillo: Paquito el Chocolatero.

El pasodoble se hizo muy popular en las fiestas de Moros y Cristianos de las poblaciones cercanas desde donde se extendió por toda España, hasta ser una de las piezas musicales que más suena en Sonido Discomóvil 54.  

haz clic para copiar mailmail copiado